ve.toflyintheworld.com
Nuevas recetas

Los mejores blogueros gastronómicos revelan sus recetas navideñas

Los mejores blogueros gastronómicos revelan sus recetas navideñas


We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.


Nuestras 100 mejores blogueras de comida para mamás pueden cuidar a los niños, trabajar de nueve a cinco y preparar un soufflé. Son maestros de la cocina y del hogar, creadores de galletas, empacadores de almuerzos, arregladores de comida fracasa. Y quizás lo mejor de todo: ¡comparten sus secretos con nosotros todos los días en sus blogs!

Babble les pidió algunos "secretos" más, recetas y consejos de cocina, y publicaremos un nuevo conjunto de respuestas de ellos cada mes. Para noviembre, le pedimos a cada bloguero que compartiera su receta de vacaciones familiares más preciada: se nos hace la boca agua con solo pensar en estos deliciosos platos y postres. ¡Vuelva el próximo mes cuando los 100 principales nos digan cómo solucionan los desastres alimentarios!

enlaces relacionados

• Platos principales sin carne: 10 alternativas de pavo para Acción de Gracias

• ¡Elige tu opción! 17 deliciosas recetas de manzana

• Chocolate caliente con vainilla, sidra de manzana especiada y más bebidas navideñas para niños

• 14 postres de calabaza para las fiestas

• Cómo cocinar un pavo en 9 sencillos pasos


Los mejores blogueros gastronómicos revelan sus recetas navideñas: recetas

26 DE NOVIEMBRE DE 2013 - En una fiesta navideña como Acción de Gracias, es seguro que algo se derramará: salsa, salsa de arándanos, sal y, lo que es más trágico, a veces aceite.

Para aquellos de nosotros en NOAA que lidiamos con los efectos de los derrames todos los días del año, estaremos agradecidos si no hay derrames importantes de estos artículos, comestibles o de otro tipo, este Día de Acción de Gracias.

Los frijoles

Durante una gran tormenta el 8 de diciembre de 2004, el carguero M / V Selendang Ayu perdió energía y encalló frente a la costa de la remota isla Aleutiana de Unalaska en Alaska, aproximadamente a 25 millas al suroeste de Dutch Harbor.

Fue en estas gélidas aguas donde el barco se partió en dos y literalmente derramó los granos, unas 60.000 toneladas de soja, junto con 337.000 galones de aceite. Los frijoles y la mayor parte del aceite fueron arrastrados a las playas rocosas de la isla, cubriendo kilómetros de costa.

Después del derrame, la Oficina de Respuesta y Restauración de la NOAA ayudó a realizar estudios de la costa antes y después de la limpieza, hizo recomendaciones de limpieza y participó en la evaluación de los daños a los recursos naturales y la planificación de la restauración. Mientras que los que respondieron a los derrames trabajaron para eliminar el petróleo de las playas, dejaron que las toneladas de soja se pudrieran y se dispersaran naturalmente.

Un efecto secundario desafortunado de esto, sin embargo, fue que la descomposición consumió oxígeno en el agua, similar a lo que sucedió cuando la melaza se derramó en el puerto de Honolulu en Hawái en septiembre de 2013. Esto causó niveles bajos de oxígeno e impactos en invertebrados marinos como los mariscos en el zona entre mareas. Las gaviotas se hicieron cargo de los invertebrados, pero hay pocos depredadores naturales de la soja en el oleaje de las Islas Aleutianas. En un momento, hubo una preocupación de que la soja pudiera comenzar a brotar en las condiciones de humedad, pero eso nunca se observó y continuaron descomponiéndose durante el próximo año y medio. (Vea más fotos del naufragio en IncidentNews.)

Aceite de coco

El aceite de coco, aunque es popular entre algunos panaderos, es menos popular entre los que responden a los derrames. El 11 de febrero de 1986, la NOAA respondió al desastre que siguió cuando un barco que transportaba 85.000 galones de aceite de coco fue golpeado por un remolcador que cruzaba el Kill Van Kull, un estrecho de marea que separa Staten Island de Nueva York de Bayonne, Nueva Jersey. liberó toda su carga de coco en el estrecho.

La NOAA proporcionó a la Guardia Costera de los EE. UU. Una trayectoria de dónde iría el aceite, junto con las propiedades del aceite de coco (se solidifica a temperaturas por debajo de los 76 grados Fahrenheit) y un análisis de los posibles impactos ambientales en los animales, plantas y hábitats cercanos. Debido a que era invierno, el aceite de coco se solidificó al mezclarse con el agua y se lavó sobre las estructuras a lo largo de la costa. Los esfuerzos de limpieza involucraron horquillas y palas, pero se completaron después de varias semanas.

Aceite de semilla de palma

Un mes después de que el aceite de coco cubriera las aguas de Staten Island, Nueva York, Proctor and Gamble informaron un derrame de 50 galones de aceite de palmiste cerca. El petróleo ingresó a una línea desde una de sus instalaciones hasta un remolcador, que finalmente lo filtró por el drenaje de escape hacia el estrecho de marea conocido como Arthur Kill.

En este caso, NOAA advirtió que el aceite de palmiste no se solidificaría, sino que permanecería como un aceite ligero flotando en la superficie del agua.

Este aceite vegetal no es el mismo que comúnmente se conoce simplemente como "aceite de palma" (que proviene de los frutos de la palma en lugar de la semilla de la palma). Aún así, ambos tipos de aceite de palma y otros aceites vegetales tienen el potencial de dañar a las especies que frecuentan la superficie del agua, generalmente al sofocar, sofocar o eliminar la capacidad de impermeabilización de las plumas o el pelaje.

Manteca

Sí, mantequilla. Puede ser más que un simple peligro para sus arterias, como aprendieron 70 bomberos en Madison, Wisconsin, en los ocho días que siguieron al Gran Incendio de la Mantequilla del 3 de mayo de 1991.

Un incendio de cuatro alarmas estalló en las instalaciones de almacenamiento en frío de Central Storage and Warehouse Company. El calor extremo derritió 16 millones de libras de mantequilla junto con la manteca de cerdo y el queso almacenados en los almacenes, creando un incendio de grasa y liberando un chorro de mantequilla derretida en las carreteras y zanjas circundantes y amenazando a los cercanos Starkweather Creek y Lake Monona.

Al principio, los socorristas intentaron absorber la grasa utilizando seis camiones de arena. A continuación, los ingenieros del Departamento de Recursos Naturales de Wisconsin redirigieron con éxito el río de mantequilla [PDF] lejos del almacén que aún ardía cavando canales y lagunas que conducían a terrenos más bajos. Este método permitió que el líquido mantecoso formara charcos, manteniéndolo alejado de las vías fluviales urbanas que recientemente habían recibido $ 1 millón en restauración ambiental.

El fuego se extinguió el 11 de mayo, pero en el proceso destruyó alrededor de 50 millones de libras de alimentos. En un interesante giro de los acontecimientos, la mantequilla y la manteca de cerdo en ruinas fueron en realidad rescatadas y transformadas en alimento para animales.

Los valientes bomberos de la Estación Cinco de la Ciudad de Madison, ubicada justo al final del camino desde el almacén, aún conmemoran este fuego mantecoso y cursi en el logotipo oficial de su estación.


Los mejores blogueros gastronómicos revelan sus recetas navideñas: recetas

26 DE NOVIEMBRE DE 2013 - En una fiesta navideña como Acción de Gracias, es seguro que algo se derramará: salsa, salsa de arándanos, sal y, lo que es más trágico, a veces aceite.

Para aquellos de nosotros en NOAA que lidiamos con los efectos de los derrames todos los días del año, estaremos agradecidos si no hay derrames importantes de estos artículos, comestibles o de otro tipo, este Día de Acción de Gracias.

Los frijoles

Durante una gran tormenta el 8 de diciembre de 2004, el carguero M / V Selendang Ayu perdió energía y encalló frente a la costa de la remota isla Aleutiana de Unalaska en Alaska, aproximadamente a 25 millas al suroeste de Dutch Harbor.

Fue en estas gélidas aguas donde el barco se partió en dos y literalmente derramó los granos, unas 60.000 toneladas de soja, junto con 337.000 galones de aceite. Los frijoles y la mayor parte del aceite fueron arrastrados a las playas rocosas de la isla, cubriendo kilómetros de costa.

Después del derrame, la Oficina de Respuesta y Restauración de la NOAA ayudó a realizar estudios de la costa antes y después de la limpieza, hizo recomendaciones de limpieza y participó en la evaluación de los daños a los recursos naturales y la planificación de la restauración. Mientras que los que respondieron a los derrames trabajaron para eliminar el petróleo de las playas, dejaron que las toneladas de soja se pudrieran y se dispersaran naturalmente.

Sin embargo, un efecto secundario desafortunado de esto fue que la descomposición consumió oxígeno en el agua, similar a lo que sucedió cuando la melaza se derramó en el puerto de Honolulu en Hawái en septiembre de 2013. Esto causó niveles bajos de oxígeno e impactos en invertebrados marinos como los mariscos en el zona entre mareas. Las gaviotas se hicieron cargo de los invertebrados, pero hay pocos depredadores naturales de la soja en el oleaje de las Islas Aleutianas. En un momento, hubo una preocupación de que la soja pudiera comenzar a brotar en las condiciones de humedad, pero eso nunca se observó y continuaron descomponiéndose durante el próximo año y medio. (Vea más fotos del naufragio en IncidentNews.)

Aceite de coco

El aceite de coco, aunque es popular entre algunos panaderos, es menos popular entre los que responden a los derrames. El 11 de febrero de 1986, la NOAA respondió al desastre que siguió cuando un barco que transportaba 85.000 galones de aceite de coco fue golpeado por un remolcador que cruzaba el Kill Van Kull, un estrecho de marea que separa Staten Island de Nueva York de Bayonne, Nueva Jersey. liberó toda su carga de coco en el estrecho.

La NOAA proporcionó a la Guardia Costera de los EE. UU. Una trayectoria de dónde iría el aceite, junto con las propiedades del aceite de coco (se solidifica a temperaturas por debajo de los 76 grados Fahrenheit) y un análisis de los posibles impactos ambientales en los animales, plantas y hábitats cercanos. Debido a que era invierno, el aceite de coco se solidificó al mezclarse con el agua y se lavó sobre las estructuras a lo largo de la costa. Los esfuerzos de limpieza involucraron horquillas y palas, pero se completaron después de varias semanas.

Aceite de semilla de palma

Un mes después de que el aceite de coco cubriera las aguas de Staten Island, Nueva York, Proctor and Gamble informaron un derrame de 50 galones de aceite de palmiste cerca. El petróleo ingresó a una línea desde una de sus instalaciones hasta un remolcador, que finalmente lo filtró por el drenaje de escape hacia el estrecho de marea conocido como Arthur Kill.

En este caso, NOAA advirtió que el aceite de palmiste no se solidificaría, sino que permanecería como un aceite ligero flotando en la superficie del agua.

Este aceite vegetal no es el mismo que comúnmente se conoce simplemente como "aceite de palma" (que proviene de los frutos de la palma en lugar de la semilla de la palma). Aún así, ambos tipos de aceites de palma y otros aceites vegetales tienen el potencial de dañar a las especies que frecuentan la superficie del agua, generalmente al sofocar, sofocar o eliminar la capacidad de impermeabilización de las plumas o el pelaje.

Manteca

Sí, mantequilla. Puede ser más que un simple peligro para sus arterias, como aprendieron 70 bomberos en Madison, Wisconsin, en los ocho días que siguieron al Gran Incendio de la Mantequilla del 3 de mayo de 1991.

Un incendio de cuatro alarmas estalló en las instalaciones de almacenamiento en frío de Central Storage and Warehouse Company. El calor extremo derritió 16 millones de libras de mantequilla junto con la manteca de cerdo y el queso almacenados en los almacenes, creando un incendio de grasa y liberando un chorro de mantequilla derretida en las carreteras y zanjas circundantes y amenazando a los cercanos Starkweather Creek y Lake Monona.

Al principio, los socorristas intentaron absorber la grasa utilizando seis camiones de arena. A continuación, los ingenieros del Departamento de Recursos Naturales de Wisconsin redirigieron con éxito el río de mantequilla [PDF] lejos del almacén que aún ardía cavando canales y lagunas que conducían a terrenos más bajos. Este método permitió que el líquido mantecoso formara charcos, manteniéndolo alejado de las vías fluviales urbanas que recientemente habían recibido $ 1 millón en restauración ambiental.

El fuego se extinguió el 11 de mayo, pero en el proceso destruyó alrededor de 50 millones de libras de alimentos. En un interesante giro de los acontecimientos, la mantequilla y la manteca de cerdo en ruinas fueron en realidad rescatadas y procesadas como alimento para animales.

Los valientes bomberos de la Estación Cinco de la Ciudad de Madison, ubicada justo al final del camino desde el almacén, aún conmemoran este fuego mantecoso y cursi en el logotipo oficial de su estación.


Los mejores blogueros gastronómicos revelan sus recetas navideñas: recetas

26 DE NOVIEMBRE DE 2013 - En una fiesta navideña como Acción de Gracias, es seguro que algo se derramará: salsa, salsa de arándanos, sal y, lo que es más trágico, a veces aceite.

Para aquellos de nosotros en NOAA que lidiamos con los efectos de los derrames todos los días del año, estaremos agradecidos si no hay derrames importantes de estos artículos, comestibles o de otro tipo, este Día de Acción de Gracias.

Los frijoles

Durante una gran tormenta el 8 de diciembre de 2004, el carguero M / V Selendang Ayu perdió energía y encalló frente a la costa de la remota isla Aleutiana de Unalaska en Alaska, aproximadamente a 25 millas al suroeste de Dutch Harbor.

Fue en estas gélidas aguas donde el barco se partió en dos y literalmente derramó los granos, unas 60.000 toneladas de soja, junto con 337.000 galones de aceite. Los frijoles y la mayor parte del aceite fueron arrastrados a las playas rocosas de la isla, cubriendo kilómetros de costa.

Después del derrame, la Oficina de Respuesta y Restauración de la NOAA ayudó a realizar estudios de la costa antes y después de la limpieza, hizo recomendaciones de limpieza y participó en la evaluación de los daños a los recursos naturales y la planificación de la restauración. Mientras que los que respondieron a los derrames trabajaron para eliminar el petróleo de las playas, dejaron que las toneladas de soja se pudrieran y se dispersaran naturalmente.

Un efecto secundario desafortunado de esto, sin embargo, fue que la descomposición consumió oxígeno en el agua, similar a lo que sucedió cuando la melaza se derramó en el puerto de Honolulu en Hawái en septiembre de 2013. Esto causó niveles bajos de oxígeno e impactos en invertebrados marinos como los mariscos en el zona entre mareas. Las gaviotas se hicieron cargo de los invertebrados, pero hay pocos depredadores naturales de la soja en el oleaje de las Islas Aleutianas. En un momento, hubo una preocupación de que la soja pudiera comenzar a brotar en las condiciones de humedad, pero eso nunca se observó y continuaron descomponiéndose durante el próximo año y medio. (Vea más fotos del naufragio en IncidentNews.)

Aceite de coco

El aceite de coco, aunque es popular entre algunos panaderos, es menos popular entre los que responden a los derrames. El 11 de febrero de 1986, la NOAA respondió al desastre que siguió cuando un barco que transportaba 85.000 galones de aceite de coco fue golpeado por un remolcador que cruzaba el Kill Van Kull, un estrecho de marea que separa Staten Island de Nueva York de Bayonne, Nueva Jersey. liberó toda su carga de coco en el estrecho.

La NOAA proporcionó a la Guardia Costera de los EE. UU. Una trayectoria de dónde iría el aceite, junto con las propiedades del aceite de coco (se solidifica a temperaturas por debajo de los 76 grados Fahrenheit) y un análisis de los posibles impactos ambientales en los animales, plantas y hábitats cercanos. Debido a que era invierno, el aceite de coco se solidificó al mezclarse con el agua y se lavó sobre las estructuras a lo largo de la costa. Los esfuerzos de limpieza involucraron horquillas y palas, pero se completaron después de varias semanas.

Aceite de semilla de palma

Un mes después de que el aceite de coco cubriera las aguas de Staten Island, Nueva York, Proctor and Gamble informaron un derrame de 50 galones de aceite de palmiste cerca. El petróleo ingresó a una línea desde una de sus instalaciones hasta un remolcador, que finalmente lo filtró por el drenaje de escape hacia el estrecho de marea conocido como Arthur Kill.

En este caso, NOAA advirtió que el aceite de palmiste no se solidificaría, sino que permanecería como un aceite ligero flotando en la superficie del agua.

Este aceite vegetal no es el mismo que comúnmente se conoce simplemente como "aceite de palma" (que proviene de los frutos de la palma en lugar de la semilla de la palma). Aún así, ambos tipos de aceites de palma y otros aceites vegetales tienen el potencial de dañar a las especies que frecuentan la superficie del agua, generalmente al sofocar, sofocar o eliminar la capacidad de impermeabilización de las plumas o el pelaje.

Manteca

Sí, mantequilla. Puede ser más que un simple peligro para sus arterias, como aprendieron 70 bomberos en Madison, Wisconsin, en los ocho días que siguieron al Gran Incendio de la Mantequilla del 3 de mayo de 1991.

Un incendio de cuatro alarmas estalló en las instalaciones de almacenamiento en frío de Central Storage and Warehouse Company. El calor extremo derritió 16 millones de libras de mantequilla junto con la manteca de cerdo y el queso almacenados en los almacenes, creando un incendio de grasa y liberando un chorro de mantequilla derretida en las carreteras y zanjas circundantes y amenazando a los cercanos Starkweather Creek y Lake Monona.

Al principio, los socorristas intentaron absorber la grasa utilizando seis camiones de arena. A continuación, los ingenieros del Departamento de Recursos Naturales de Wisconsin redirigieron con éxito el río de mantequilla [PDF] lejos del almacén que aún ardía cavando canales y lagunas que conducían a terrenos más bajos. Este método permitió que el líquido mantecoso formara charcos, manteniéndolo alejado de las vías fluviales urbanas que recientemente habían recibido $ 1 millón en restauración ambiental.

El fuego se extinguió el 11 de mayo, pero en el proceso destruyó alrededor de 50 millones de libras de alimentos. En un interesante giro de los acontecimientos, la mantequilla y la manteca de cerdo en ruinas fueron en realidad rescatadas y procesadas como alimento para animales.

Los valientes bomberos de la Estación Cinco de la Ciudad de Madison, ubicada justo al final del camino desde el almacén, aún conmemoran este fuego mantecoso y cursi en el logotipo oficial de su estación.


Los mejores blogueros gastronómicos revelan sus recetas navideñas: recetas

26 DE NOVIEMBRE DE 2013 - En una fiesta navideña como Acción de Gracias, es seguro que algo se derramará: salsa, salsa de arándanos, sal y, lo que es más trágico, a veces aceite.

Para aquellos de nosotros en NOAA que lidiamos con los efectos de los derrames todos los días del año, estaremos agradecidos si no hay derrames importantes de estos artículos, comestibles o de otro tipo, este Día de Acción de Gracias.

Los frijoles

Durante una gran tormenta el 8 de diciembre de 2004, el carguero M / V Selendang Ayu perdió energía y encalló frente a la costa de la remota isla Aleutiana de Unalaska en Alaska, aproximadamente a 25 millas al suroeste de Dutch Harbor.

Fue en estas gélidas aguas donde el barco se partió en dos y literalmente derramó los granos, unas 60.000 toneladas de soja, junto con 337.000 galones de aceite. Los frijoles y la mayor parte del aceite fueron arrastrados a las playas rocosas de la isla, cubriendo kilómetros de costa.

Después del derrame, la Oficina de Respuesta y Restauración de la NOAA ayudó a realizar estudios de la costa antes y después de la limpieza, hizo recomendaciones de limpieza y participó en la evaluación de los daños a los recursos naturales y la planificación de la restauración. Mientras que los que respondieron a los derrames trabajaron para eliminar el petróleo de las playas, dejaron que las toneladas de soja se pudrieran y se dispersaran naturalmente.

Un efecto secundario desafortunado de esto, sin embargo, fue que la descomposición consumió oxígeno en el agua, similar a lo que sucedió cuando la melaza se derramó en el puerto de Honolulu en Hawái en septiembre de 2013. Esto causó niveles bajos de oxígeno e impactos en invertebrados marinos como los mariscos en el zona entre mareas. Las gaviotas se hicieron cargo de los invertebrados, pero hay pocos depredadores naturales de la soja en el oleaje de las Islas Aleutianas. En un momento, hubo una preocupación de que la soja pudiera comenzar a brotar en las condiciones de humedad, pero eso nunca se observó y continuaron descomponiéndose durante el próximo año y medio. (Vea más fotos del naufragio en IncidentNews.)

Aceite de coco

El aceite de coco, aunque es popular entre algunos panaderos, es menos popular entre los que responden a los derrames. El 11 de febrero de 1986, NOAA respondió al desastre que siguió cuando un barco que transportaba 85,000 galones de aceite de coco fue golpeado por un remolcador que cruzaba el Kill Van Kull, un estrecho de marea que separa Staten Island de Nueva York de Bayonne, Nueva Jersey. liberó toda su carga de coco en el estrecho.

La NOAA proporcionó a la Guardia Costera de los EE. UU. Una trayectoria de dónde iría el aceite, junto con las propiedades del aceite de coco (se solidifica a temperaturas por debajo de los 76 grados Fahrenheit) y un análisis de los posibles impactos ambientales en los animales, plantas y hábitats cercanos. Debido a que era invierno, el aceite de coco se solidificó al mezclarse con el agua y se lavó sobre las estructuras a lo largo de la costa. Los esfuerzos de limpieza involucraron horquillas y palas, pero se completaron después de varias semanas.

Aceite de semilla de palma

Un mes después de que el aceite de coco cubriera las aguas de Staten Island, Nueva York, Proctor and Gamble informaron un derrame de 50 galones de aceite de palmiste en las cercanías. El petróleo ingresó a una línea desde una de sus instalaciones hasta un remolcador, que finalmente lo filtró por el drenaje de escape hacia el estrecho de marea conocido como Arthur Kill.

En este caso, NOAA advirtió que el aceite de palmiste no se solidificaría, sino que permanecería como un aceite ligero flotando en la superficie del agua.

Este aceite vegetal no es el mismo que comúnmente se conoce simplemente como "aceite de palma" (que proviene de los frutos de la palma en lugar de la semilla de la palma). Aún así, ambos tipos de aceites de palma y otros aceites vegetales tienen el potencial de dañar a las especies que frecuentan la superficie del agua, generalmente al sofocar, sofocar o eliminar la capacidad de impermeabilización de las plumas o el pelaje.

Manteca

Sí, mantequilla. Puede ser más que un simple peligro para sus arterias, como aprendieron 70 bomberos en Madison, Wisconsin, en los ocho días que siguieron al Gran Incendio de la Mantequilla del 3 de mayo de 1991.

Un incendio de cuatro alarmas estalló en las instalaciones de almacenamiento en frío de Central Storage and Warehouse Company. El calor extremo derritió 16 millones de libras de mantequilla junto con la manteca de cerdo y el queso almacenados en los almacenes, creando un incendio de grasa y liberando un chorro de mantequilla derretida en las carreteras y zanjas circundantes y amenazando a los cercanos Starkweather Creek y Lake Monona.

Al principio, los socorristas intentaron absorber la grasa utilizando seis camiones de arena. A continuación, los ingenieros del Departamento de Recursos Naturales de Wisconsin redirigieron con éxito el río de mantequilla [PDF] lejos del almacén que aún ardía cavando canales y lagunas que conducían a terrenos más bajos. Este método permitió que el líquido mantecoso formara charcos, manteniéndolo alejado de las vías fluviales urbanas que recientemente habían recibido $ 1 millón en restauración ambiental.

El fuego se extinguió el 11 de mayo, pero en el proceso destruyó alrededor de 50 millones de libras de alimentos. En un interesante giro de los acontecimientos, la mantequilla y la manteca de cerdo en ruinas fueron en realidad rescatadas y transformadas en alimento para animales.

Los valientes bomberos de la Estación Cinco de la Ciudad de Madison, ubicada justo al final del camino desde el almacén, aún conmemoran este fuego mantecoso y cursi en el logotipo oficial de su estación.


Los mejores blogueros gastronómicos revelan sus recetas navideñas: recetas

26 DE NOVIEMBRE DE 2013 - En una fiesta navideña como Acción de Gracias, es seguro que algo se derramará: salsa, salsa de arándanos, sal y, lo que es más trágico, a veces aceite.

Para aquellos de nosotros en NOAA que lidiamos con los efectos de los derrames todos los días del año, estaremos agradecidos si no hay derrames importantes de estos artículos, comestibles o de otro tipo, este Día de Acción de Gracias.

Los frijoles

Durante una gran tormenta el 8 de diciembre de 2004, el carguero M / V Selendang Ayu perdió energía y encalló frente a la costa de la remota isla Aleutiana de Unalaska en Alaska, aproximadamente a 25 millas al suroeste de Dutch Harbor.

Fue en estas gélidas aguas donde el barco se partió en dos y literalmente derramó los granos, unas 60.000 toneladas de soja, junto con 337.000 galones de aceite. Los frijoles y la mayor parte del aceite fueron arrastrados a las playas rocosas de la isla, cubriendo kilómetros de costa.

Después del derrame, la Oficina de Respuesta y Restauración de la NOAA ayudó a realizar estudios de la costa antes y después de la limpieza, hizo recomendaciones de limpieza y participó en la evaluación de los daños a los recursos naturales y la planificación de la restauración. Mientras que los que respondieron a los derrames trabajaron para eliminar el petróleo de las playas, dejaron que las toneladas de soja se pudrieran y se dispersaran naturalmente.

Sin embargo, un efecto secundario desafortunado de esto fue que la descomposición consumió oxígeno en el agua, similar a lo que sucedió cuando la melaza se derramó en el puerto de Honolulu en Hawái en septiembre de 2013. Esto causó niveles bajos de oxígeno e impactos en invertebrados marinos como los mariscos en el zona entre mareas. Las gaviotas se hicieron cargo de los invertebrados, pero hay pocos depredadores naturales de la soja en el oleaje de las Islas Aleutianas. En un momento, existió la preocupación de que la soja pudiera comenzar a brotar en las condiciones de humedad, pero eso nunca se observó y continuaron descomponiéndose durante el próximo año y medio. (Vea más fotos del naufragio en IncidentNews.)

Aceite de coco

El aceite de coco, aunque es popular entre algunos panaderos, es menos popular entre los que responden a los derrames. El 11 de febrero de 1986, la NOAA respondió al desastre que siguió cuando un barco que transportaba 85.000 galones de aceite de coco fue golpeado por un remolcador que cruzaba el Kill Van Kull, un estrecho de marea que separa Staten Island de Nueva York de Bayonne, Nueva Jersey. liberó toda su carga de coco en el estrecho.

La NOAA proporcionó a la Guardia Costera de los EE. UU. Una trayectoria de dónde iría el aceite, junto con las propiedades del aceite de coco (se solidifica a temperaturas por debajo de los 76 grados Fahrenheit) y un análisis de los posibles impactos ambientales en los animales, plantas y hábitats cercanos. Debido a que era invierno, el aceite de coco se solidificó al mezclarse con el agua y se lavó sobre las estructuras a lo largo de la costa. Los esfuerzos de limpieza involucraron horquillas y palas, pero se completaron después de varias semanas.

Aceite de semilla de palma

Un mes después de que el aceite de coco cubriera las aguas de Staten Island, Nueva York, Proctor and Gamble informaron un derrame de 50 galones de aceite de palmiste cerca. El petróleo ingresó a una línea desde una de sus instalaciones hasta un remolcador, que finalmente lo filtró por el drenaje de escape hacia el estrecho de marea conocido como Arthur Kill.

En este caso, NOAA advirtió que el aceite de palmiste no se solidificaría, sino que permanecería como un aceite ligero flotando en la superficie del agua.

Este aceite vegetal no es el mismo que comúnmente se conoce simplemente como "aceite de palma" (que proviene de los frutos de la palma en lugar de la semilla de la palma). Aún así, ambos tipos de aceite de palma y otros aceites vegetales tienen el potencial de dañar a las especies que frecuentan la superficie del agua, generalmente al sofocar, sofocar o eliminar la capacidad de impermeabilización de las plumas o el pelaje.

Manteca

Sí, mantequilla. Puede ser más que un simple peligro para sus arterias, como aprendieron 70 bomberos en Madison, Wisconsin, en los ocho días que siguieron al Gran Incendio de la Mantequilla del 3 de mayo de 1991.

Un incendio de cuatro alarmas estalló en las instalaciones de almacenamiento en frío de Central Storage and Warehouse Company. El calor extremo derritió 16 millones de libras de mantequilla junto con la manteca de cerdo y el queso almacenados en los almacenes, creando un incendio de grasa y liberando un chorro de mantequilla derretida en las carreteras y zanjas circundantes y amenazando a los cercanos Starkweather Creek y Lake Monona.

Al principio, los socorristas intentaron absorber la grasa utilizando seis camiones de arena. A continuación, los ingenieros del Departamento de Recursos Naturales de Wisconsin redirigieron con éxito el río de mantequilla [PDF] lejos del almacén que aún ardía cavando canales y lagunas que conducían a terrenos más bajos. Este método permitió que el líquido mantecoso formara charcos, manteniéndolo alejado de las vías fluviales urbanas que recientemente habían recibido $ 1 millón en restauración ambiental.

El fuego se extinguió el 11 de mayo, pero en el proceso destruyó alrededor de 50 millones de libras de alimentos. En un interesante giro de los acontecimientos, la mantequilla y la manteca de cerdo en ruinas fueron en realidad rescatadas y transformadas en alimento para animales.

Los valientes bomberos de la Estación Cinco de la Ciudad de Madison, ubicada justo al final del camino desde el almacén, aún conmemoran este fuego mantecoso y cursi en el logotipo oficial de su estación.


Los mejores blogueros gastronómicos revelan sus recetas navideñas: recetas

26 DE NOVIEMBRE DE 2013 - En una fiesta navideña como Acción de Gracias, es seguro que algo se derramará: salsa, salsa de arándanos, sal y, lo que es más trágico, a veces aceite.

Para aquellos de nosotros en NOAA que lidiamos con los efectos de los derrames todos los días del año, estaremos agradecidos si no hay derrames importantes de estos artículos, comestibles o de otro tipo, este Día de Acción de Gracias.

Los frijoles

Durante una gran tormenta el 8 de diciembre de 2004, el carguero M / V Selendang Ayu perdió energía y encalló frente a la costa de la remota isla Aleutiana de Unalaska en Alaska, aproximadamente a 25 millas al suroeste de Dutch Harbor.

Fue en estas frías aguas donde el barco se partió en dos y literalmente derramó los granos, unas 60.000 toneladas de soja, junto con 337.000 galones de aceite. Los frijoles y la mayor parte del aceite fueron arrastrados a las playas rocosas de la isla, cubriendo kilómetros de costa.

Después del derrame, la Oficina de Respuesta y Restauración de la NOAA ayudó a realizar estudios de la costa antes y después de la limpieza, hizo recomendaciones de limpieza y participó en la evaluación de los daños a los recursos naturales y la planificación de la restauración. Mientras que los que respondieron a los derrames trabajaron para eliminar el petróleo de las playas, dejaron que las toneladas de soja se pudrieran y se dispersaran naturalmente.

Sin embargo, un efecto secundario desafortunado de esto fue que la descomposición consumió oxígeno en el agua, similar a lo que sucedió cuando la melaza se derramó en el puerto de Honolulu en Hawái en septiembre de 2013. Esto causó niveles bajos de oxígeno e impactos en invertebrados marinos como los mariscos en el zona entre mareas. Las gaviotas se hicieron cargo de los invertebrados, pero hay pocos depredadores naturales de la soja en el oleaje de las Islas Aleutianas. En un momento, hubo una preocupación de que la soja pudiera comenzar a brotar en las condiciones húmedas, pero eso nunca se observó y continuaron descomponiéndose durante el próximo año y medio. (Vea más fotos del naufragio en IncidentNews).

Aceite de coco

El aceite de coco, aunque es popular entre algunos panaderos, es menos popular entre los que responden a los derrames. El 11 de febrero de 1986, NOAA respondió al desastre que siguió cuando un barco que transportaba 85,000 galones de aceite de coco fue golpeado por un remolcador que cruzaba el Kill Van Kull, un estrecho de marea que separa Staten Island de Nueva York de Bayonne, Nueva Jersey. liberó toda su carga de coco en el estrecho.

La NOAA proporcionó a la Guardia Costera de los EE. UU. Una trayectoria de dónde iría el aceite, junto con las propiedades del aceite de coco (se solidifica a temperaturas por debajo de los 76 grados Fahrenheit) y un análisis de los posibles impactos ambientales en los animales, plantas y hábitats cercanos. Debido a que era invierno, el aceite de coco se solidificó al mezclarse con el agua y se lavó sobre las estructuras a lo largo de la costa. Los esfuerzos de limpieza involucraron horquillas y palas, pero se completaron después de varias semanas.

Aceite de semilla de palma

Un mes después de que el aceite de coco cubriera las aguas de Staten Island, Nueva York, Proctor and Gamble informaron un derrame de 50 galones de aceite de palmiste cerca. El petróleo ingresó a una línea desde una de sus instalaciones hasta un remolcador, que finalmente lo filtró por el drenaje de escape hacia el estrecho de marea conocido como Arthur Kill.

En este caso, NOAA advirtió que el aceite de palmiste no se solidificaría, sino que permanecería como un aceite ligero flotando en la superficie del agua.

Este aceite vegetal no es el mismo que comúnmente se conoce simplemente como "aceite de palma" (que proviene de los frutos de la palma en lugar de la semilla de la palma). Aún así, ambos tipos de aceite de palma y otros aceites vegetales tienen el potencial de dañar a las especies que frecuentan la superficie del agua, generalmente al sofocar, sofocar o eliminar la capacidad de impermeabilización de las plumas o el pelaje.

Manteca

Sí, mantequilla. Puede ser más que un simple peligro para sus arterias, como aprendieron 70 bomberos en Madison, Wisconsin, en los ocho días que siguieron al Gran Incendio de la Mantequilla del 3 de mayo de 1991.

Un incendio de cuatro alarmas estalló en las instalaciones de almacenamiento en frío de Central Storage and Warehouse Company. El calor extremo derritió 16 millones de libras de mantequilla junto con la manteca de cerdo y el queso almacenados en los almacenes, creando un incendio de grasa y liberando un chorro de mantequilla derretida en las carreteras y zanjas circundantes y amenazando a los cercanos Starkweather Creek y Lake Monona.

Al principio, los socorristas intentaron absorber la grasa utilizando seis camiones de arena. A continuación, los ingenieros del Departamento de Recursos Naturales de Wisconsin redirigieron con éxito el río de mantequilla [PDF] lejos del almacén que aún ardía cavando canales y lagunas que conducían a terrenos más bajos. This method allowed the buttery liquid to form pools, keeping it away from the urban waterways that had recently received $1 million in environmental restoration.

The fire was extinguished on May 11 but had destroyed about 50 million pounds of food in the process. In an interesting turn of events, the ruined butter and lard were actually salvaged and processed into animal feed.

The brave firefighters of the City of Madison's Station Five, located just down the road from the warehouse, still commemorate this buttery and cheesy fire on their official station logo.


Top Food Bloggers Spill Their Holiday Recipes - Recipes

NOVEMBER 26, 2013 -- At a holiday feast like Thanksgiving, something is sure to be spilled: gravy, cranberry sauce, salt, and even more tragically, sometimes oil.

For those of us in NOAA who deal with the effects of spills every day of the year, we'll be grateful if there aren't any major spills of these items, edible or otherwise, this Thanksgiving.

The Beans

During a large storm on December 8, 2004, the cargo ship M/V Selendang Ayu lost power and ran aground just off the coast of Alaska's remote Aleutian Island of Unalaska, approximately 25 miles southwest of Dutch Harbor.

It was in these chilly waters that the ship broke in two and literally spilled the beans—about 60,000 tons of soybeans—along with 337,000 gallons of oil. The beans and most of the oil were washed onto the island's rocky beaches, coating miles of shoreline.

In the aftermath of the spill, NOAA's Office of Response and Restoration helped conduct shoreline surveys before and after cleanup, made cleanup recommendations, and was involved in assessing damage to natural resources and planning restoration. While spill responders labored to remove oil from the beaches, they left the tons of soybeans to rot and disperse naturally.

An unfortunate side effect of this, however, was that the decomposition used up oxygen in the water, similar to what happened when molasses spilled in Hawaii's Honolulu Harbor in September 2013. This caused low oxygen levels and impacts to marine invertebrates such as shellfish in the intertidal zone. The seagulls took care of the invertebrates, but there are few natural predators of soybeans in the surf of the Aleutian Islands. At one point, there was a concern that the soybeans could begin sprouting in the moist conditions, but that was never observed, and they continued decomposing over the next year and a half. (View more photos from the wreck on IncidentNews.)

Aceite de coco

Coconut oil, while popular with some bakers, is less popular with spill responders. On February 11, 1986, NOAA responded to the mess that followed when a ship carrying 85,000 gallons of coconut oil was struck by a tug boat crossing the Kill Van Kull, a tidal strait separating New York's Staten Island from Bayonne, N.J. The stricken Dua Mar released all of its coconutty cargo into the strait.

NOAA provided the U.S. Coast Guard with a trajectory of where the oil would go, along with properties of coconut oil (it solidifies at temperatures below 76 degrees Fahrenheit) and an analysis of potential environmental impacts to nearby animals, plants, and habitats. Because it was winter, the coconut oil solidified upon mixing with the water and washed onto structures along the shore. Cleanup efforts involved pitchforks and shovels but were complete after several weeks.

Palm Kernel Oil

A mere month after coconut oil coated the waters off Staten Island, N.Y., Proctor and Gamble reported a spill of 50 gallons of palm kernel oil nearby. The oil entered a line from one of their facilities to a tug boat, which eventually leaked it out the exhaust drain into the tidal strait known as Arthur Kill.

In this case, NOAA advised that the palm kernel oil would not solidify but instead remain a light oil floating on the water's surface.

This vegetable oil is not the same as what is commonly known simply as "palm oil" (that comes from the palm fruits rather than the palm seed). Still, both types of palm oils and other vegetable oils have the potential to harm species that frequent the surface of the water, usually via smothering, suffocating, or removing the waterproofing abilities of feathers or fur.

Manteca

Yes, butter. It can be more than just a hazard to your arteries, as 70 firefighters in Madison, Wisc., learned in the eight days that followed the Great Butter Fire of May 3, 1991.

A four-alarm blaze erupted at the cold-storage facilities of the Central Storage and Warehouse Company. The extreme heat melted 16 million pounds of butter along with lard and cheese stored in the warehouses, creating a grease fire and releasing a stream of melted butter into surrounding roadways and ditches and threatening nearby Starkweather Creek and Lake Monona.

At first, responders tried to absorb the grease using six truckloads of sand. Next, engineers at the Wisconsin Department of Natural Resources successfully redirected the river of butter [PDF] away from the still-burning warehouse by digging channels and lagoons that led to lower ground. This method allowed the buttery liquid to form pools, keeping it away from the urban waterways that had recently received $1 million in environmental restoration.

The fire was extinguished on May 11 but had destroyed about 50 million pounds of food in the process. In an interesting turn of events, the ruined butter and lard were actually salvaged and processed into animal feed.

The brave firefighters of the City of Madison's Station Five, located just down the road from the warehouse, still commemorate this buttery and cheesy fire on their official station logo.


Top Food Bloggers Spill Their Holiday Recipes - Recipes

NOVEMBER 26, 2013 -- At a holiday feast like Thanksgiving, something is sure to be spilled: gravy, cranberry sauce, salt, and even more tragically, sometimes oil.

For those of us in NOAA who deal with the effects of spills every day of the year, we'll be grateful if there aren't any major spills of these items, edible or otherwise, this Thanksgiving.

The Beans

During a large storm on December 8, 2004, the cargo ship M/V Selendang Ayu lost power and ran aground just off the coast of Alaska's remote Aleutian Island of Unalaska, approximately 25 miles southwest of Dutch Harbor.

It was in these chilly waters that the ship broke in two and literally spilled the beans—about 60,000 tons of soybeans—along with 337,000 gallons of oil. The beans and most of the oil were washed onto the island's rocky beaches, coating miles of shoreline.

In the aftermath of the spill, NOAA's Office of Response and Restoration helped conduct shoreline surveys before and after cleanup, made cleanup recommendations, and was involved in assessing damage to natural resources and planning restoration. While spill responders labored to remove oil from the beaches, they left the tons of soybeans to rot and disperse naturally.

An unfortunate side effect of this, however, was that the decomposition used up oxygen in the water, similar to what happened when molasses spilled in Hawaii's Honolulu Harbor in September 2013. This caused low oxygen levels and impacts to marine invertebrates such as shellfish in the intertidal zone. The seagulls took care of the invertebrates, but there are few natural predators of soybeans in the surf of the Aleutian Islands. At one point, there was a concern that the soybeans could begin sprouting in the moist conditions, but that was never observed, and they continued decomposing over the next year and a half. (View more photos from the wreck on IncidentNews.)

Aceite de coco

Coconut oil, while popular with some bakers, is less popular with spill responders. On February 11, 1986, NOAA responded to the mess that followed when a ship carrying 85,000 gallons of coconut oil was struck by a tug boat crossing the Kill Van Kull, a tidal strait separating New York's Staten Island from Bayonne, N.J. The stricken Dua Mar released all of its coconutty cargo into the strait.

NOAA provided the U.S. Coast Guard with a trajectory of where the oil would go, along with properties of coconut oil (it solidifies at temperatures below 76 degrees Fahrenheit) and an analysis of potential environmental impacts to nearby animals, plants, and habitats. Because it was winter, the coconut oil solidified upon mixing with the water and washed onto structures along the shore. Cleanup efforts involved pitchforks and shovels but were complete after several weeks.

Palm Kernel Oil

A mere month after coconut oil coated the waters off Staten Island, N.Y., Proctor and Gamble reported a spill of 50 gallons of palm kernel oil nearby. The oil entered a line from one of their facilities to a tug boat, which eventually leaked it out the exhaust drain into the tidal strait known as Arthur Kill.

In this case, NOAA advised that the palm kernel oil would not solidify but instead remain a light oil floating on the water's surface.

This vegetable oil is not the same as what is commonly known simply as "palm oil" (that comes from the palm fruits rather than the palm seed). Still, both types of palm oils and other vegetable oils have the potential to harm species that frequent the surface of the water, usually via smothering, suffocating, or removing the waterproofing abilities of feathers or fur.

Manteca

Yes, butter. It can be more than just a hazard to your arteries, as 70 firefighters in Madison, Wisc., learned in the eight days that followed the Great Butter Fire of May 3, 1991.

A four-alarm blaze erupted at the cold-storage facilities of the Central Storage and Warehouse Company. The extreme heat melted 16 million pounds of butter along with lard and cheese stored in the warehouses, creating a grease fire and releasing a stream of melted butter into surrounding roadways and ditches and threatening nearby Starkweather Creek and Lake Monona.

At first, responders tried to absorb the grease using six truckloads of sand. Next, engineers at the Wisconsin Department of Natural Resources successfully redirected the river of butter [PDF] away from the still-burning warehouse by digging channels and lagoons that led to lower ground. This method allowed the buttery liquid to form pools, keeping it away from the urban waterways that had recently received $1 million in environmental restoration.

The fire was extinguished on May 11 but had destroyed about 50 million pounds of food in the process. In an interesting turn of events, the ruined butter and lard were actually salvaged and processed into animal feed.

The brave firefighters of the City of Madison's Station Five, located just down the road from the warehouse, still commemorate this buttery and cheesy fire on their official station logo.


Top Food Bloggers Spill Their Holiday Recipes - Recipes

NOVEMBER 26, 2013 -- At a holiday feast like Thanksgiving, something is sure to be spilled: gravy, cranberry sauce, salt, and even more tragically, sometimes oil.

For those of us in NOAA who deal with the effects of spills every day of the year, we'll be grateful if there aren't any major spills of these items, edible or otherwise, this Thanksgiving.

The Beans

During a large storm on December 8, 2004, the cargo ship M/V Selendang Ayu lost power and ran aground just off the coast of Alaska's remote Aleutian Island of Unalaska, approximately 25 miles southwest of Dutch Harbor.

It was in these chilly waters that the ship broke in two and literally spilled the beans—about 60,000 tons of soybeans—along with 337,000 gallons of oil. The beans and most of the oil were washed onto the island's rocky beaches, coating miles of shoreline.

In the aftermath of the spill, NOAA's Office of Response and Restoration helped conduct shoreline surveys before and after cleanup, made cleanup recommendations, and was involved in assessing damage to natural resources and planning restoration. While spill responders labored to remove oil from the beaches, they left the tons of soybeans to rot and disperse naturally.

An unfortunate side effect of this, however, was that the decomposition used up oxygen in the water, similar to what happened when molasses spilled in Hawaii's Honolulu Harbor in September 2013. This caused low oxygen levels and impacts to marine invertebrates such as shellfish in the intertidal zone. The seagulls took care of the invertebrates, but there are few natural predators of soybeans in the surf of the Aleutian Islands. At one point, there was a concern that the soybeans could begin sprouting in the moist conditions, but that was never observed, and they continued decomposing over the next year and a half. (View more photos from the wreck on IncidentNews.)

Aceite de coco

Coconut oil, while popular with some bakers, is less popular with spill responders. On February 11, 1986, NOAA responded to the mess that followed when a ship carrying 85,000 gallons of coconut oil was struck by a tug boat crossing the Kill Van Kull, a tidal strait separating New York's Staten Island from Bayonne, N.J. The stricken Dua Mar released all of its coconutty cargo into the strait.

NOAA provided the U.S. Coast Guard with a trajectory of where the oil would go, along with properties of coconut oil (it solidifies at temperatures below 76 degrees Fahrenheit) and an analysis of potential environmental impacts to nearby animals, plants, and habitats. Because it was winter, the coconut oil solidified upon mixing with the water and washed onto structures along the shore. Cleanup efforts involved pitchforks and shovels but were complete after several weeks.

Palm Kernel Oil

A mere month after coconut oil coated the waters off Staten Island, N.Y., Proctor and Gamble reported a spill of 50 gallons of palm kernel oil nearby. The oil entered a line from one of their facilities to a tug boat, which eventually leaked it out the exhaust drain into the tidal strait known as Arthur Kill.

In this case, NOAA advised that the palm kernel oil would not solidify but instead remain a light oil floating on the water's surface.

This vegetable oil is not the same as what is commonly known simply as "palm oil" (that comes from the palm fruits rather than the palm seed). Still, both types of palm oils and other vegetable oils have the potential to harm species that frequent the surface of the water, usually via smothering, suffocating, or removing the waterproofing abilities of feathers or fur.

Manteca

Yes, butter. It can be more than just a hazard to your arteries, as 70 firefighters in Madison, Wisc., learned in the eight days that followed the Great Butter Fire of May 3, 1991.

A four-alarm blaze erupted at the cold-storage facilities of the Central Storage and Warehouse Company. The extreme heat melted 16 million pounds of butter along with lard and cheese stored in the warehouses, creating a grease fire and releasing a stream of melted butter into surrounding roadways and ditches and threatening nearby Starkweather Creek and Lake Monona.

At first, responders tried to absorb the grease using six truckloads of sand. Next, engineers at the Wisconsin Department of Natural Resources successfully redirected the river of butter [PDF] away from the still-burning warehouse by digging channels and lagoons that led to lower ground. This method allowed the buttery liquid to form pools, keeping it away from the urban waterways that had recently received $1 million in environmental restoration.

The fire was extinguished on May 11 but had destroyed about 50 million pounds of food in the process. In an interesting turn of events, the ruined butter and lard were actually salvaged and processed into animal feed.

The brave firefighters of the City of Madison's Station Five, located just down the road from the warehouse, still commemorate this buttery and cheesy fire on their official station logo.


Top Food Bloggers Spill Their Holiday Recipes - Recipes

NOVEMBER 26, 2013 -- At a holiday feast like Thanksgiving, something is sure to be spilled: gravy, cranberry sauce, salt, and even more tragically, sometimes oil.

For those of us in NOAA who deal with the effects of spills every day of the year, we'll be grateful if there aren't any major spills of these items, edible or otherwise, this Thanksgiving.

The Beans

During a large storm on December 8, 2004, the cargo ship M/V Selendang Ayu lost power and ran aground just off the coast of Alaska's remote Aleutian Island of Unalaska, approximately 25 miles southwest of Dutch Harbor.

It was in these chilly waters that the ship broke in two and literally spilled the beans—about 60,000 tons of soybeans—along with 337,000 gallons of oil. The beans and most of the oil were washed onto the island's rocky beaches, coating miles of shoreline.

In the aftermath of the spill, NOAA's Office of Response and Restoration helped conduct shoreline surveys before and after cleanup, made cleanup recommendations, and was involved in assessing damage to natural resources and planning restoration. While spill responders labored to remove oil from the beaches, they left the tons of soybeans to rot and disperse naturally.

An unfortunate side effect of this, however, was that the decomposition used up oxygen in the water, similar to what happened when molasses spilled in Hawaii's Honolulu Harbor in September 2013. This caused low oxygen levels and impacts to marine invertebrates such as shellfish in the intertidal zone. The seagulls took care of the invertebrates, but there are few natural predators of soybeans in the surf of the Aleutian Islands. At one point, there was a concern that the soybeans could begin sprouting in the moist conditions, but that was never observed, and they continued decomposing over the next year and a half. (View more photos from the wreck on IncidentNews.)

Aceite de coco

Coconut oil, while popular with some bakers, is less popular with spill responders. On February 11, 1986, NOAA responded to the mess that followed when a ship carrying 85,000 gallons of coconut oil was struck by a tug boat crossing the Kill Van Kull, a tidal strait separating New York's Staten Island from Bayonne, N.J. The stricken Dua Mar released all of its coconutty cargo into the strait.

NOAA provided the U.S. Coast Guard with a trajectory of where the oil would go, along with properties of coconut oil (it solidifies at temperatures below 76 degrees Fahrenheit) and an analysis of potential environmental impacts to nearby animals, plants, and habitats. Because it was winter, the coconut oil solidified upon mixing with the water and washed onto structures along the shore. Cleanup efforts involved pitchforks and shovels but were complete after several weeks.

Palm Kernel Oil

A mere month after coconut oil coated the waters off Staten Island, N.Y., Proctor and Gamble reported a spill of 50 gallons of palm kernel oil nearby. The oil entered a line from one of their facilities to a tug boat, which eventually leaked it out the exhaust drain into the tidal strait known as Arthur Kill.

In this case, NOAA advised that the palm kernel oil would not solidify but instead remain a light oil floating on the water's surface.

This vegetable oil is not the same as what is commonly known simply as "palm oil" (that comes from the palm fruits rather than the palm seed). Still, both types of palm oils and other vegetable oils have the potential to harm species that frequent the surface of the water, usually via smothering, suffocating, or removing the waterproofing abilities of feathers or fur.

Manteca

Yes, butter. It can be more than just a hazard to your arteries, as 70 firefighters in Madison, Wisc., learned in the eight days that followed the Great Butter Fire of May 3, 1991.

A four-alarm blaze erupted at the cold-storage facilities of the Central Storage and Warehouse Company. The extreme heat melted 16 million pounds of butter along with lard and cheese stored in the warehouses, creating a grease fire and releasing a stream of melted butter into surrounding roadways and ditches and threatening nearby Starkweather Creek and Lake Monona.

At first, responders tried to absorb the grease using six truckloads of sand. Next, engineers at the Wisconsin Department of Natural Resources successfully redirected the river of butter [PDF] away from the still-burning warehouse by digging channels and lagoons that led to lower ground. This method allowed the buttery liquid to form pools, keeping it away from the urban waterways that had recently received $1 million in environmental restoration.

The fire was extinguished on May 11 but had destroyed about 50 million pounds of food in the process. In an interesting turn of events, the ruined butter and lard were actually salvaged and processed into animal feed.

The brave firefighters of the City of Madison's Station Five, located just down the road from the warehouse, still commemorate this buttery and cheesy fire on their official station logo.



Comentarios:

  1. Mogue

    Considero, que estás equivocado. Puedo probarlo.

  2. Brazragore

    Puedo sugerirle que visite el sitio, que tiene mucha información sobre el tema que le interesa.

  3. Zetes

    Debes decir que te han engañado.

  4. Gujind

    Pido disculpas, me gustaría ofrecer otra decisión.

  5. Lornell

    Bien hecho, la respuesta es excelente.

  6. Calibom

    Te pido disculpas, pero en mi opinión te equivocas. Puedo defender mi posición. Escríbeme por MP, nosotros nos encargamos.

  7. Kebar

    A riesgo de sonar como un lego, pero aún así preguntaré, ¿de dónde vino esto y quién lo escribió?

  8. Rufio

    Entre nosotros hablando, es obvio. Te sugiero que intentes mirar en google.com



Escribe un mensaje